¿Puede Ser Acusado con Asesinato si Accidentalmente Mata a Alguien en Una Pelea en Utah?

Salt Lake City criminal lawyer

Pelear no es una conducta modelo a seguir, pero nadie entra a un altercado con la intención de matar a alguien. Sin embargo, esto no significa que nunca pase por accidente. Si usted entra a una pelea y la otra persona luego muere debido a sus heridas, ¿podría ser usted acusado por asesinato? ¿O la falta de intención para matar a la víctima prevendría la formulación de dicho cargo? El abogado de defensa criminal en casos de asesinato Darwin Overson explica cómo una agresión puede volverse un homicidio.

¿Los Cargos por Agresión Pueden Ser Elevados a Homicidio?

Podría sorprenderse al saber que la ley del estado crea no menos de ocho ofensas de homicidio distintas en Utah:

  • Asesinato
  • Asesinato Agravado
  • Homicidio
  • Homicidio Negligente
  • Homicidio Vehicular
  • Homicidio Vehicular Involucrando Teléfonos Celulares
  • Homicidio por Abuso de Menores
  • Homicidio por Agresión

Existen muchas diferentes razones por las que un demandado es acusado con asesinato o asesinato agravado, la cual es la única ofensa capital en Utah. Una de estas razones es “intencionalmente o a sabiendas causa[r] la muerte de otra [persona],” pero arrojar un puño no cumple con esa descripción, porque ninguna persona razonable espera que una pelea a puños sea mortal.

Dicho esto, aún existen maneras en las que una persona en este escenario podría ser acusada con otros tipos de homicidio. La ofensa de homicidio por agresión (Código de Utah § 76-5-209), por la cual se acusa cuando “una persona causa la muerte a otra mientras intenta… causar daño corporal intencionalmente o a sabiendas.,” es probablemente el ejemplo más obvio. El homicidio por agresión es un delito grave de tercer grado. Las penalidades máximas incluyen cinco años en prisión y $5,000 en multas.

El homicidio (Código de Utah § 76-5-205), un delito grave de segundo grado sujeto a 15 años en prisión y multas de hasta $10,000, es otro posible cargo. En Utah, una persona puede ser arrestada por homicidio si “temerariamente causan la muerte a otra [persona].” En el contexto de la ley criminal, comportarse “temerariamente” significa hacer algo sin otorgar importancia alguna a la seguridad de otras personas (tal como lo sería conducir a exceso de velocidad). De hecho un ejemplo preciso de lo antes explicado se desenvuelve en estos momentos en las cortes de Utah en este momento.

Hombre de Utah Acusado con Homicidio Luego de que Una Pelea a Puños e Tornara Fatal

En Agosto 29, el joven de 24 años de edad, Cole Pederson de Herriman fue fichado en la cárcel del Condado de Lake County luego de pelear con Blake Burningham, también de 24 años.

La pelea comenzó luego de que Pedersen recogiera a su hermana, solo para descubrir que esta había sido agredida físicamente por Burningham, quien era novio de esta en el momento. Pedersen luego condujo a una residencia en el bloque 5900 de West Moon Shadow Drive, en donde presuntamente él golpeó a Burningham en la cabeza.

Luego de que Burningham cayera al suelo, Pedersen presuntamente continuó golpeándolo hasta que fue restringido por el hermano de Burningham. De acuerdo con el detective de la Policía Unificada Jared Richardson, “Pederse profirió varios golpes adicionales a Burningham en el suelo antes de que Pedersen fuera separado por el hermano de Burningham.”  El detective Richardson añadió, “ Esta es una de esas situaciones traumáticas en donde estoy seguro no hubo intención de llevarlo tan lejos.”

De acuerdo con los expedientes de la corte, personal del Departamento de Policía Unificada arguyó que “Burningham estaba inconscientey nunca se resistió o peleó de vuelta.” Para cuando los oficiales llegaron a la escena, poco luego de la 1:00 A.M., un vecino intentaba realizar CPR a Burningham, aún inconsciente. A pesar de ser llevado rápidamente al Centro Médico de Intermountain en Murray, en donde fue puesto en mantenimiento artificial, Burningham falleció al día siguiente.

De acuerdo con el oficial examinador del estado, la causa de muerte fue un golpe fuerte a la cabeza. El examinador médico notó moretones en la boca, cabeza, y el lado izquierdo de la cara de Burningham, así como la nariz rota.

Pedersen, quien inicialmente fuera arrestado por agresión agravada, ahora enfrenta cargos por homicidio dado a la muerte de Burningham. Los cargos fueron presentados en la Corte del Tercer Distrito.

“Me entristece y rompe mi corazón decirlo. Pero mi hijo está muerto. Mi hijo no tuvo ni siquiera tiempo para lanzar un golpe,” dijo la madre Kim Burningham, quien expresó esperanzas de que acusaran a Pedersen de asesinato. Kim Burningham también dice que su hijo no golpeó físicamente a la hermana de Pedersen, aunque la pareja ocasionalmente discutían [como] cualquier otra pareja.”

Pedersen resultó convicto de consumir alcohol siendo menor de edad, un delito menor Clase B, en el 2010. En el 2012, Burningham fue convicto por tres cargos de abuso sexual por tener relaciones sexuales con una menor de 14 años.

Este reciente evento es un claro ejemplo de cómo matar accidentalmente a una persona puede llevar a cargos de delitos graves de homicidio. Si un ser querido fue arrestado por agresión en el Condado de Salt Lake, usted necesita un experimentado abogado de su lado. Para programar una consulta legal confidencial y gratuita, llame al abogado de defensa criminal Darwin Overson al (801) 758-2287.

  • OBTENGA SU CONSULTA GRATUITA

  • This field is for validation purposes and should be left unchanged.