Abogado de Defensa de Salt Lake City para Casos de Conducta Desordenada

Salt Lake City criminal lawyer

La conducta desordenada es un crimen general que aplica a muchos tipos de conductas diferentes. Aunque existen subsecciones específicas del estatuto de conducta desordenada de Utah que aplica a situaciones más limitadas, también existen subsecciones generales que aplican ampliamente. Sin embargo, no toda conducta “desordenada” debe ser ilegal.

Muchas veces, los cargos por conducta desordenada se utilizan cuando otra ofensa es demasiado dura. Sin embargo, si la conducta es lo suficientemente leve, desestimar los cargos podría ser más apropiado. Si usted o su hijo(a) sufre cargos por conducta desordenada en el área de Salt Lake City, usted podría necesitar a un abogado que le ayude a luchar en contra de sus cargos. Para asistencia con sus cargos de conducta desordenada, considere llevar su caso a el abogado de defensa criminal de Utah Darwin Overson de Overson Law. Para una consulta gratuita sobre sus cargos, llame hoy al (801) 823-6915.

¿Qué Conducta se Considera “Desordenada” en Utah?

El crimen de conducta desordenada aplica a una amplia variedad de conductas. Muchas veces, este crimen es cargado con otro tipo de crimen más severo. En otras ocasiones, el crimen puede ser cargado como herramienta de negociación, a fin de que el otro cargo más severo se elimine a cambio de una declaración de culpabilidad por una conducta desordenada. Debido al uso complejo de este estatuto, usted debe dialogar con un abogado en cualquier momento en que usted sea acusado por una conducta desordenada.

Según escrito en el Código de Utah § 76-9-102, existen cinco áreas de conducta principales prohibidas por el estatuto:

  1. Desobedecer las órdenes de la policía de abandonar un espacio público,
  2. Crear una condición “peligrosa o físicamente ofensiva,”
  3. Pelear,
  4. Hacer ruidos innecesarios
  5. Obstruir el tránsito

La conducta desordenada por “rehusarse a cumplir con la orden legal de un oficial de la ley y el orden de moverse de un área pública” es ilegal bajo la § 76-9-102(1)(a). Esta ley aplicaría mejor en casos de amotinamiento o emergencias públicas en donde la policía necesita abrir el paso a lugares públicos. Sin embargo, podría ser utilizado más ampliamente, y podría no aplicar apropiadamente a esas situaciones.

La segunda área de conducta la ofensa de “atrapar a todos.” Esto cubre “crear una condición peligrosa o físicamente ofensiva, a sabiendas, por cualquier acción que no sirve a un propósito legítimo.” Esto también se encuentra bajo la subsección (1)(a) del estatuto de conducta desordenada. Este lenguaje amplio cubre casi cualquier coa que puede ser considerado como “peligroso u ofensivo,” que no está específicamente criminalizado bajo otro estatuto.

La tercera área cubre” incurrir en peleas o en conducta violenta, tumultuosa, o amenazante,” bajo la subsección (1)(b)(i). Aunque existen otros estatutos que cubren la agresión, amenazas, y otra violencia, este estatuto usualmente se utiliza para cubrir violencias físicas menos severas. Esto puede utilizarse para cubrir argumentos que pueden salirse de control, pero en donde no existe una lesión real. Otros estatutos de agresión o amenaza requieren el daño físico o miedo, pero este estatuto meramente requiere que usted tenga la intención de causar “inconveniencia, molestia, o alarma” con sus acciones.

Las subsecciones (1)(b)(ii) y (iii) cubren la conducta desordenada por ruidos irrazonables o innecesarios. Estas subsecciones también requieren la intención de causar inconveniencia, molestia, o alarma. La conducta criminalizada específicamente es realizar “ruidos irrazonables.” La subsección (ii) castiga el ruido irrazonable realizado en áreas públicas, mientras que la subsección (iii) castiga los ruidos irrazonables realizados en lugares privados, “los que pueden escucharse en un lugar público.” Esto puede utilizarse para quejas por ruidos innecesarios severos.

El área final de conducta que cubre este estatuto es la obstrucción del tráfico. La subsección (1)(b)(iv) del estatuto, castiga tanto la obstrucción vehicular como la obstrucción peatonal. Esto significa que cosas como levantar un bloqueo en una acera o estacionar su ato obstruyendo la vía pública puede castigarse como una conducta desordenada.

La Penalidad por Una Conducta Desordenada en Utah

Los cargos por conducta desordenada pueden resultar en multas, tiempo de cárcel, y un expediente criminal. En el peor de los casos, usted podría pasar 90 días en cárcel por sus crímenes. Dependiendo de circunstancias adicionales, usted podría enfrentar penalidades menos severas.

Si usted continuó su conducta luego de habérsele requerido que se detuviera, este crimen puede elevarse a un delito menor Clase C. En Utah, un delito menor Clase C es castigable con hasta 90 días en cárcel y multas de hasta $750. Esto es bastante costoso, aun cuando no le hayan castigado con tiempo de cárcel. Además, este estatuto meramente requiere que “la ofensa continúe luego de la solicitud de desistimiento.” Esto no requiere que la orden de desistimiento venga de la policía, de manera que la orden puede venir desde cualquier figura con autoridad, u otras personas.

Si usted cumplió con la policía y desistió de su conducta desordenada, este crimen será considerado como una infracción. Esto no es castigable con tiempo en cárcel, pero podría enfrentar multas que pueden llegar hasta $750. Para muchos, esto puede ser una suma considerable de dinero – una que vale la pena evitar. Un abogado podría ayudarle a evitar estas penalidades al derrotar los cargos en su contra y convencer a la policía y fiscales que dejen caer sus cargos.

Como mencionamos anteriormente, los cargos por conducta desordenada podrían utilizarse como parte de una oferta de declaración. En esos casos, la policía y los fiscales podrían acordar dejar caer los cargos más serios a cambio de una declaración de culpabilidad por una conducta desordenada. No hay una oferta de declaración estándar, y esto no sucederá a menos que la fiscalía específicamente accedan a este tipo de acuerdo. Dialogue hoy con un abogado para comprender si usted puede ser elegible para negociaciones como estas.

Retando Los Cargos de Conducta Desordenada

El primer asunto importante a considerar en casos de cargos por conducta desordenada es que la mayoría de las subsecciones de este estatuto requieren que estas se cometan en “áreas públicas.” El Código de Utah § 76-9-102(2) define área o espacio público, simplemente, como uno de acceso al público general. Esto significa que lugares como tiendas, y vestíbulos de hoteles, aunque privados, aún se consideran “públicos” para propósitos de este estatuto.

Un segundo asunto al que se enfrenta la conducta desordenada en Utah, es la Primera Enmienda. Como muchos probablemente conocen, la Primera Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos protegen su derecho a la libertad de expresión, asamblea /protestas, y otros derechos. Bloquear el tránsito, fallar en dispersarse luego de recibir órdenes de la policía, y hacer ruidos, podrían ser parte de una protesta pacífica.  Como las protestas están protegidas por la Primera Enmienda, arrestar a los protestantes podrá infringir sus derechos. Si usted fue arrestado por una conducta desordenada en una protesta, dialogue inmediatamente con un abogado.

Nuestros Abogados de Conducta Desordenada de Salt Lake City Pueden Ayudar

Darwin Overson de Overson Law es un abogado de defensa criminal de Salt Lake City que representa al acusado a través del área de Salt Lake City. Para retar los cargos en su contra y evitar multas costosas y tiempo de cárcel, contrate a un experimentado abogado de defensa criminal para manejar su caso. Para una consulta gratuita sobre sus cargos de conducta desordenada, llame hoy a Darwin Overson llamando al (801) 823-6915.