Abogado de Salt Lake City para Casos de Tráfico de Drogas e Intención de Distribuir

Salt Lake City criminal lawyer

Utah cuenta con leyes de droga muy estrictas que acarrean serias consecuencias. Junto con penalidades estrictas y puesta en vigor de leyes de posesión de drogas, la policía y fiscales de Utah atacan fuertemente los crímenes de tráfico y venta de drogas. El crimen de venta de drogas – o posesión de las mismas con la intención de venderlas – es llamada comúnmente de varias maneras. Ya sea que se llame venta de drogas, tráfico de drogas, posesión con intención de entregar, posesión con intención de vender, o posesión con intención de distribuir, el crimen es castigado bajo el Código de Utah § 58-37-8.

Si usted o su niño(a) fue acusado por crimen de drogas, dialogue con un abogado. El abogado de defensa en casos de tráfico de drogas de Salt Lake City Darwin Overson de Overson Law, PLLC podría tomar su caso. Con años de experiencia manejando casos de defensa criminal y crímenes de posesión de drogas, Darwin Overson podría ayudar a que sus cargos caigan, sean reducidos, o desestimados en Utah. Para una consulta gratuita sobre sus cargos de droga, llame hoy al (801) 895-3143.

Salt Lake City Lawyer for Drug Sale Defense

Abogado de Defensa de Salt Lake City en Casos de Posesión con Intención de Distribuir (PWID)

En Utah, el crimen de posesión de drogas con intención de venderla es típicamente denominada “posesión con intención de distribuir”, o un nombre similar, y puede ser abreviado como “PWID” por sus siglas en inglés. Un PWID es un crimen más serio que una “simple” posesión de droga – o posesión de drogas para uso personal. En un intento por sacar al descubierto a los traficantes de droga y detener el trasiego de drogas, Utah ha aumentado las penalidades criminales por vender drogas sobre una simple posesión. Note, sin embargo, que esta ley castiga la intención de vender así como la venta en sí. Sin embargo, el gobierno puede tener dificultad probando la intención.

Primero, para comprender los cargos en su contra, es importante desmenuzar el estatuto de PWID de Utah. La definición de “entregar” de Utah incluye no solo cuando las drogas pasan de unas manos a otras, sino que además incluye:

  • Entrega “constructiva”, que podría incluir dejar el objeto para ser luego recogido por el nuevo dueño; y
  • Intento de entrega, que podría incluir una venta de droga que es interrumpida o detenida por la policía.

Además, existen múltiples tipos de conducta que el estatuto específicamente criminaliza. Los siguientes son ilegales respecto a cualquier droga en Utah bajo § 58-37-8(a):

  • Producir drogas;
  • Manufacturar drogas;
  • Dispensar drogas;
  • Acordar, consentir, ofrecer, o concertar la realización de cualquiera de las anteriores;
  • Poseer una droga con la intención de distribuirla; o
  • Continuar una empresa criminal por tráfico de droga.

Estos crímenes no solo aplican a drogas, sino también a drogas falsas o simuladas. Eso significa que algo como vender un polvo blanco, hierbas, o pastillas de azúcar mientras se dice que son drogas sería un crimen, aún cuando los objetos no contengan drogas.

Salt Lake City Possession with Intent to Distribute Lawyer

Retando los Cargos de Posesión con Intención de Entregar en Utah

Un aspecto importante de la parte de la posesión de este crimen es que criminaliza la intención detrás de la posesión. Este es un elemento difícil de probar para la policía y la fiscalía en muchos casos. Primero, si usted simplemente tiene drogas, podría no haber evidencia inmediata de lo que usted intentará hacer con ellas. Mientras que la posesión en sí puede ser probada en corte, la intención de entregar podría no serlo. Esto puede significar la reducción de cargos por PWID a cargos simples de posesión, lo que conlleva penalidades criminales más bajas (especialmente por marihuana).

El estatuto de Utah no tiene un límite en la cantidad que vuelve automáticamente un crimen de posesión a uno de posesión con intención de entregar. Existe una idea equivocada de que usted se encuentra “a salvo” de estos cargos con una cantidad pequeña de drogas, y que si posee una gran cantidad de drogas podría ser considerado como un traficante de drogas. Mientras que tener una gran cantidad de drogas podría hacerlo parecer como un traficante de drogas, no hay nada en el estatuto que automáticamente cambie una posesión a una posesión con intención sin evidencia de intención de entregar. Además, usted puede entregar en cantidades muy pequeñas y aún así no está “a salvo”.

Probar su intención podría ser difícil, ya que la policía, los fiscales, el jurado, y jueces no pueden meterse en su cabeza. Sin una confesión de que usted tenía la intención de vender las drogas, la policía y los fiscales necesitan depender de evidencia de su comportamiento para inferir intención. Esto puede surgir de un sinnúmero de acciones rodeando su posesión de drogas, incluyendo:

  • Merodear en áreas de alto trasiego de drogas;
  • Subdividir las drogas en cantidades para venta opuesto a una cantidad completa;
  • Llevar consigo bolsitas o contenedores para dividir la droga para la venta;
  • Llevar consigo escalar o herramientas de corte para pesar o separar drogas;
  • Llevar consigo grandes cantidades de efectivo;
  • Llevar consigo múltiples celulares o aparatos de mensajería;
  • Llevar consigo un arma; o
  • Otra evidencia de que las drogas son para la venta o transporte, en lugar de uso personal

Salt Lake City Possession with Intent to Deliver Lawyer

La policía y los fiscales necesitarán probar su intención como un elemento separado del crimen. Sin embargo, es importante notar que policías encubiertos o informantes podrían testificar que usted en efecto entregó o vendió drogas, haciendo innecesario este requerimiento de intención.

Adicionalmente, probar la posesión en sí podría ser difícil en algunas situaciones. Legalmente, “posesión” puede referirse a “posesión actual” o “Posesión constructiva.” La posesión actual es cuando usted tiene algo literalmente en sus manos o en su persona, y puede ser fácilmente probado por la policía le sorprende con drogas en sus bolsillos, una mochila, o en alguna parte de su cuerpo. Si la policía le sorprende con drogas en su auto, en su hogar, o en una localidad compartida, podría ser más difícil para ellos probar que la droga era suya. Para probar esto, la policía debe demostrar que usted sabía que las drogas se encontraban ahí y tuvo la habilidad de ejercer control sobre ellas. Mientras que esto significa que usted puede retar los cargos de posesión de drogas al reclamar que usted no conocía que estaban allí o que no tenía control sobre ellas, podría también significar que usted puede enfrentar cargos por posesión sobre drogas que un compañero de cuarto o compañero de residencia almacena en un área común o vehículo compartido.

Darwin Overson comprende las distinciones legales entre “tráfico” de drogas y posesión simple, y cómo retar ambas acusaciones. Contratar a un abogado para retar estos elementos puede minar el caso del gobierno y reducir los cargos de PWID a cargos de posesión simple.

Penalidades por Tráfico de Drogas en Utah

Bajo el Código de Utah § 58-37-8(b), usted puede enfrentar años de cárcel si resulta convicto por un crimen de tráfico de drogas. Primero, tiene que determinar la clasificación de la droga por la cual es acusado de poseer. Las drogas son típicamente sorteadas por “Programa” basadas en su peligro de adicción, oportunidad de abuso, y falta de beneficio médico. Por esta razón, las drogas puramente ilícitas como la heroína y la cocaína son drogas de Programa I y II (respectivamente, mientras que muchos medicamentos recetados podrían ser drogas de Programa III.

Salt Lake City Drug Trafficking Lawyer

Si la droga que usted poseyó fue una de Programa I o II, el crimen es un delito grave de segundo grado. Esto es castigado por 1 a 15 años de prisión y hasta $10,000 en multas. Una segunda o subsecuente convicción es aumentada a un delito grave de primer grado, castigado con por lo menos 5 años, hasta vida en prisión,  y multas hasta $10,000.

Si la droga que poseyó fue una sustancia de Programa II o IV, el crimen es un delito grave de tercer grado. Esto es castigado con hasta 5 años en prisión y multas hasta $5,000. Por una segunda u ofensa subsecuente, el crimen es un delito grave de segundo grado, según mencionado anteriormente.

Si la droga fue una sustancia de Programa V (un nivel muy bajo de droga), el crimen es un delito menos grave Clase A. Esto es castigado con hasta un año de cárcel y multas hasta $2,500. Una segunda u ofensa adicional es aumentada a un delito grave de tercer grado, según descrito anteriormente.

Abogado para Casos de Crímenes de Drogas de Salt Lake City 

Si fue arrestado por tráfico de drogas u otro crimen en donde la posesión con intención de vender es un elemento, dialogue con un abogado de defensa de Salt Lake City hoy. Darwin Overson de Overson Law, PLLC podrían ayudarle con sus cargos y luchar para lograr que sus cargos caigan, sean desestimados, o reducidos. Para una consulta gratuita, llame al (801) 895-3143 hoy.